Dioses hindúes

El hinduismo es la tercera religión más importante del mundo después del cristianismo y el islamismo, pero a diferencia de estas, que tienen fieles en muchos países, se practica mayoritariamente en la India, donde nació  hace más de cuatro mil años en el Valle del Indo.

Simbología hinduista

La simbología hinduista abarca alrededor de 30 millones de dioses, pero lógicamente hay algunas figuras que son más conocidas que otras y más adoradas a lo largo del país.

Una de las diferencias más interesantes con relación a otras culturas es que a los dioses hindúes se les rinde culto en la vida diaria, no son vistos como figuras abstractas sino como parte intrínseca de las familias y la comunidad. Veamos cuáles son los dioses hindués más representativos del hinduismo y cuál es su mitología asociada.

Los más representativos

El hinduismo ha creado un sistema de dioses complejo, donde cada divinidad tiene unas características propias que atraerán a unos seguidores o a otros. Así, los dioses hindúes no son superiores unos a otros, sino que cada hindú o pueblo puede elegir a los dioses que prefiere adorar. No obstante, para el hinduismo sí que hay una realidad superior, el Brahman, y el resto de divinidades e incluso las personas mismas son partes de esta realidad inmutable. Hay, sin embargo, algunas deidades más significativas que otras y que suelen ser veneradas por la totalidad de los hindúes.

Brahma

Brahma es la primera divinidad del hinduismo, el dios que creó todo lo existente. Es la fuente de sabiduría y simboliza la inteligencia. Las imágenes lo representan con cuatro caras, que señalan cuán completo es su conocimiento, así como con cuatro manos que representan los aspectos de la personalidad humana: mente, intelecto, ego y conciencia.

Dioses hindúes

Físicamente el dios Brahma es representado con cuatro cabezas de barbas blancas, lo que indica la sabiduría. También se presenta contentivo de cuatro brazos y una piel roja o en otros casos amarilla, dentro de las iconografías más actuales. Cada una de sus cuatro bocas recita uno de los cuatro Vedas.
Las cabezas de Brahma ven al mismo tiempo en las cuatro direcciones. Cada cabeza es uno de los cuatro aspectos de la conciencia humana, el ser físico con relación corporal y la comida, el ejercicio, el sueño y sexo.

En otra de sus manos está sosteniendo los rollos de las escrituras sagradas contentivas de la historia de la India antigua. Las otras manos suelen ser presentadas con diversos gestos simbólicos. Una de ellas realiza con una postura de entrega de dones, colocando la mano hacia abajo con la palma hacia delante y la otra saludando con la mano hacia arriba y la palma hacia delante, teniendo los dedos extendidos al aire.

Existe una historia que relata que cuando Brahma estaba haciendo al mundo, sintió la necesidad de crear una mujer para procrear la raza humana, la cual creo de su propio cuerpo. Así surgió la primera mujer en el mundo que fue llamada Shatrupa.

Esta mujer era tan bella, que su mismo creador quedo impactado por su hermosura. El dios no quería perderla de vista, observándola con todos sus ojos y en todas las direcciones a donde ella se movía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *