El silencio habla

El silencio habla, pero no te habla con palabras. Escuchar el silencio no tiene nada que ver con escuchar a través de tus oídos. Es la voz del Alma, también llamada INTUICIÓN. Es en el silencio de nuestra mente donde nuestra INTUICIÓN puede entregarnos su mensaje, por eso es tan importante parar nuestra mente.

El secreto del éxito está en practicarlo.

El Silencio  es también un modo de comunicación, a veces, incluso más efectivo que cualquier frase que podamos articular.

Estamos permanentemente ocupados, siempre buscando algo que hacer. Y nuestra aversión a la insonoridad no es cosa nueva. Ya lo decía Pascal en el siglo XVII: “Cuanto de malo sucede a los hombres procede de una única cosa, a saber, no ser capaces de quedarse quietos en una habitación“.

El silencio habla

El Silencio es capaz de transformarnos, sólo cuando se experimenta su fuerza se da uno cuenta de ello. Sirve para serenar la mente, sí, y también es necesario para ser creativo: las mejores ideas vienen cuando desconectamos, cuando estamos en Silencio.

El Silencio nos ayuda a conectarnos con nosotros mismos, con nuestro interior, con esa fuerza superior que está dentro de nosotros, nos hace entender porqué estamos aquí, cual es nuestro propósito y nuestra misión en la vida, y sobre todo, nos hace darnos cuenta de que vamos por el buen camino, y que estamos en el sitio correcto. Pero si no mantenemos esa conexión con nosotros estaremos perdidos, desequilibrados, sin saber hacia donde debemos ir y entonces perderemos ese equilibrio que nos hace estar en nuestro punto medio. O quizás quieran imponernos ese ruido mental para mantenernos ocupados y distraídos para que nos sintamos separados de la Fuente.

El silencio, en definitiva, hoy en día es un lujo.

Hay una frase que quizás nos ayude a recapacitar:

Con la palabra, el hombre supera a los animales, pero con el silencio se supera a sí mismo.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *