CHAKRAS

 

¿QUE SON LOS CHAKRAS?

Chakras

 

Somos energía, y la energía nos rodea por todas partes. Todo el Universo es energía, pero también la tenemos dentro de nosotros.

La energía es el detonante de todo, está en nuestra vida cotidiana, en nuestro tiempo libre, cuando nos sentimos bien y cuando nos sentimos mal. Además de la energía que influye al medio ambiente, también existe la que está dentro de nosotros.

Los chakras son centros de energía en el cuerpo que ocupan un lugar muy importante en nuestro bienestar físico, mental y espiritual. Entender este sistema mente-cuerpo es fundamental para convertirte en la versión más vibrante, saludable, y radiante de ti mismo.

Existen 114 chakras, todos con diferentes puntos en todo el cuerpo. Ellos son los principales responsables de nuestro intercambio interno de energía. Sin embargo, los siguientes siete chakras principales son particularmente importantes: el chakra raíz, chakra sacro, chakra del plexo solar, chakra del corazón, chakra de la garganta, chakra del tercer ojo y chakra de la corona.

La palabra chakra en sí proviene del lenguaje filosófico del hinduismo, el sánscrito, y significa rueda o disco. Un chakra representa la fuerza motriz interna de nuestro cuerpo. Cada uno de estos siete chakras está en movimiento y nos impulsa.

 

PRIMER CHAKRA, MULADHARA

El primer chakra es el chakra base o chakra raíz; es el primero de los siete, está ubicado en la base de la columna. Tiene su propio músculo asociado, el músculo PC, situado entre el ano y los genitales (en la mujer es el mismo músculo que contrae la vagina). Este chakra se abre hacia abajo conectando el cuerpo energético con la tierra. Está relacionado con la seguridad y la estabilidad mental, y también con la supervivencia y la prosperidad.  Este chakra nos permite conectarnos con el mundo, la energía de la tierra asciende a través de los chakras menores situados en los pies y sube por las piernas para equilibrar este chakra.

Los problemas asociados a este chakra, afectan a los pies, los tobillos y las rodillas. Dolores en la parte inferior de la espalda, en general alrededor del sacro, capaz de producir “falta de firmeza” física, y los problemas en los órganos sexuales. Problemas emocionales y mentales. Sentirnos inseguras de nosotras mismas e inseguras del mundo.

¿Cómo puedo equilibrar mi primer chakraContempla un sol naciente o poniente de color rojo.

Cromoterapia. El color rojo activa y vitaliza este chakra. Y con el color azul lo armonizas y relajas. Respira profundamente y conecta con la tierra.

Ejercicio físico caminar, correr, cualquier baile…, Con sonidos de la naturaleza.

Cuando funciona bien me siento estable, arraigado a un lugar, y con seguridad.

Aromaterapia Cedro: Te conecta con la seguridad y la tranquilidad de la madre tierra. El clavo ayuda a disolver energías estancadas en el chakra raíz.

 

SEGUNDO CHAKRA, SVADHISTHANA

El segundo chakra llamado chakra sacral, se encuentra unos 3 cm por debajo del ombligo. Está asociado con los riñones, glándulas adrenales, intestino bajo y órganos reproductores. Actúa en los campos de la reproducción, la creatividad, la sexualidad y las relaciones con otros. También es nuestro «depósito de combustible» energético, donde almacenamos la energía que empleamos en nuestro día a día.

Un chakra sacral que funciona bien nos proporciona muchas «ganas de vivir», una fuerza vital activa, una sexualidad libre de tabúes y complejos, y una gran capacidad creativa. Cuando tiene problemas, se dice que ahí reside nuestro «yo» oculto donde se almacenan sentimientos de culpabilidad y humillación, además de la ira no expresada.

¿Cómo puedo equilibrar mi segundo chakra? Disfrutar de la luz de la Luna y la contemplación o el contacto con agua transparente en la naturaleza.

Ejercicio físico. Todos los relacionados con el movimiento y rotación de las caderas, con el contacto y con el agua: bailes como la salsa y el merengue, natación, baños, jacuzzi, saunas, giros de caderas.

Con sonidos. Cualquier música que haga aflorar tus emociones. Escuchar el canto de los pájaros, el murmullo del agua que fluye en la naturaleza.

Cromoterapia. Un color naranja claro activa el segundo chakra. El color naranja transmite una energía vivificadora y renovadora y libera de patrones emocionales paralizados.

Aromaterapia. Ylang-ylang: tiene un efecto relajador y te ayuda a disolver las emociones estancadas. Sándalo: aumentar las energías sexuales y elevar la unión con una pareja amada hasta el plano de una experiencia espiritual.

 

Chakras

  

 

TERCER CHAKRA, MANIPURA

El tercer chakra Llamado chakra del plexo solar, está ubicado por encima del ombligo, justo por debajo de la caja torácica. Se asocia con el estómago, el hígado, el páncreas, la vesícula y la bilis. Se llama el «centro de poder» y está relacionado con el poder personal, la voluntad, el procesar las emociones y nuestra interacción con otros y con el mundo que nos rodea. Cuando estamos en una situación de peligro, es el chakra que entra en acción gestionando los órganos cercanos para luchar o huir. Cuando funciona bien, nos relacionamos con facilidad con la gente que nos rodea, estamos «en paz», y somos capaces de liberar energía acumulada si pasamos por una situación de miedo.

¿Cómo puedo equilibrar mi tercer chakra? Debido a su profunda conexión con el sol, la realización de actividades que involucren este elemento es una de las mejores maneras de activar el Manipura. Se dice que hacer ejercicio cuando el sol está fuera proporciona a su cuerpo energía y fuerza de la misma manera que esta estrella alimenta nuestro planeta. Además, cuando se realiza una actividad física, el sistema libera endorfinas que se sabe que aumentan la autoestima y el bienestar mental general.

También se cree que comer en el sol desbloquea el plexo solar. Ayuda a la absorción de nutrientes y puede estimular suavemente tus órganos digestivos, que están conectados energéticamente a este chakra. Estas funciones también pueden ser apoyadas haciendo algo de respiración abdominal.

Ejercicio simple para fortalecer este chakra es una larga caminata.  Conexión con el sol en el amanecer.

Colocar tus manos en la zona de este chakra y respirar con consciencia de fortalecer y activar tu poder interior.

Cromoterapia. El amarillo es un color estimulante, es el más notable de todos los colores.  Cura el sistema nervioso, ayuda a la eliminación del hígado, los intestinos y el páncreas. Equilibra las glándulas suprarrenales, cura problemas de la piel y ayuda a la diabetes. Como es el color de la luz del sol, el amarillo tiene un efecto energizante que puede ayudar a aliviar la depresión.

Aromaterapia. Aceite esencial de Bergamota, lavanda, menta o pachuli. 

 

CUARTO CHAKRA, ANAHATA

El cuarto chakra es el chakra corazón. Se asocia con el corazón, la sangre y el sistema circulatorio, los pulmones, la glándula del timo y el sistema inmune. Es el «puente» energético entre los tres chakras superiores y los inferiores y transmuta la energía entre ellos.

Un chakra corazón sano te permite sentir compasión por otros, pero sin identificarte con su dolor; puedes dar amor de forma incondicional sin esperar nada a cambio y tu capacidad para sanar a otros y a ti mismo es muy grande.

Si hay problemas, surge la falta de autoestima, el dolor emocional y el egoísmo.

¿Cómo puedo equilibrar mi cuarto chakra? puedes realizar acciones pequeñas pero poderosas, como ayudar a alguien todos los días o ser amable con una persona que te cae mal.

Más allá del dolor que hayas pasado, o de tus temores por el futuro, debes poder enfocarte en el presente. Eso te permitirá soltar las cosas malas, y aprender a disfrutar del aquí y el ahora.

Ejercicio físico. Los ejercicios de respiración son fundamentales para mantener activo este chakra. Inicia la respiración nasal comenzando por el abdomen, pecho y clavículas; luego exhala lentamente en el mismo orden, expulsando bien todo el aire. Nadar, andar en bicicleta o correr pueden ser buenas opciones: te ayudarán a concentrarte en el ahora.

Cromoterapia. Una buena idea, sacada de la gemoterapia, es llevar siempre cuarzo rosado y una turmalina, ideales para mantener el balance de energías. Si puedes, llévalas cerca del corazón. El color verde también beneficia al chakra corazón.

Aromaterapia. El aceite esencial de pino es ideal para abrirlo. Esta esencia permitirá la restauración del corazón cuando las emociones se han endurecido. Ayuda a curar viejas heridas, logrando así avanzar de forma más liviana, sin el peso del pasado. Asimismo, brinda la posibilidad de vivir con más intensidad las emociones del presente.

 

QUINTO CHAKRA, VISUDHA

Este quinto chakra tiene que ver con el propio rol dentro de la sociedad. Su energía se asocia al ponerse objetivos y el cumplimiento de metas. Se ubica en la zona de la garganta y su color asociado es el azul. Cuando está cerrado, aparecen afecciones de garganta y problemas en la voz; como así también dificultades en la comunicación con otros y temor a hablar por miedo a meterse en problemas. En algunos casos, también pueden aparecer problemas de tiroides. ¿Puedo expresarme con facilidad? es una pregunta que te indicará que tienes tu quinto chakra bloqueado.

¿Cómo puedo equilibrar mi quinto chakra? Los ejercicios de canto y vocalización son necesarios para desbloquear este chakra. También puedes refugiarte en un lugar en el que no molestes a nadie y gritar: gritar con todas tus fuerzas hasta que sientas que no tienes nada más por sacar. 

Ejercicio físico. Pronunciar repetida y sistemáticamente algún mantra. El que lo representa es HAM, aunque también puedes usar el OM para este ejercicio. Puedes, asimismo, hacer giros del cuello y movimientos del mismo en todos los sentidos.

Cromoterapia.  El azul celeste (azul mezclado con blanco) energiza el quinto chacra, situado en la zona de la garganta y la laringe, conocido como el chacra de la expresión. Este color ayuda a estimular la tolerancia, a sacar el niño que tenemos dentro, a aceptarnos a nosotros mismos, así como a los demás tal como son
Aromaterapia. El aceite esencial ideal para activar el chakra garganta es la lavanda. La esencia de Lavanda armoniza más aspectos de la condición humana que cualquier otro aceite esencial.

Este poderoso aceite esencial te ayudará a involucrarte en el mundo, compartiendo tus dones. Así, eliminará tus sentimientos de ser demasiado delicado, de no poder enfrentar las cosas del mundo.

 

SEXTO CHAKRA, AJNA

 El sexto Chakra está en la frente y nos conecta con el mundo del pensamiento, concentra la energía que nos permite visualizar y entender conceptos mentales, generar ideas. Se ubica en la zona del entrecejo, y su color es el azul índigo. Está íntimamente ligado a la glándula pineal, la cual si se activa permite conectar con cosas que van más allá de nuestra existencia física.

Cuando este chakra está bloqueado puedes sentir confusión mental e incluso alucinaciones. También puedes tener como síntoma problemas en la vista y dolores de cabeza relacionados con ellos.

¿Como puedo equilibrar mi sexto chakra? Para abrir y equilibrar el tercer ojo, participa en actividades que estimulan tu imaginación y dan vida a tus sueños. Meditar, llevar un diario de sueños, crear un tablero de visión, o simplemente seguir lo que te sientes llamado a hacer son todas hermosas elecciones que equilibran el Ajna.

Ejercicio físico. Masajear los ojos con los párpados cerrados y las cejas utilizando las yemas de los dedos es un buen ejercicio para desbloquear este chakra, como así también masajear circularmente las sienes y alrededor de los ojos.

Otros ejercicios que puedes hacer es realizar meditaciones guiadas, o visualizar figuras geométricas.

Cromoterapia.: El color índigo o añil, surge de la mezcla del color azul (movimiento), y el color violeta (impulso). Es el color de la curación universal. Su vibración produce una gran trasformación al más alto nivel espiritual y mental, aportando sosiego y paz.

Aromaterapia. El aceite esencial de limón es perfecto para activar el sexto chakra. Ofrece el don de conectar el cuerpo mental a la intuición, como así también el de crear versatilidad mental. De esta manera, permite organizar los pensamientos y la información, y estar más conectado con los pensamientos intuitivos.

 

SEPTIMO CHAKRA, SAHASRARA

El séptimo y último chakra está ubicado en la coronilla, y nos conecta con el plano espiritual y del conocimiento. Su color es el violeta.

Cuando está bloqueado, aparece una expansión del ego, y una necesidad de dominarlo todo. Habrá actitudes de prepotencia y dificultades para pensar de forma autónoma; siempre buscando el apoyo de los demás para hacer las cosas. El bloqueo de este chakra también lleva a la rigidez en los sistemas de creencias y estrechez mental: dificultad de creer.

¿Como puedo equilibrar mi séptimo chakra? Algunas de las mejores actividades para abrir el Sahasrara son actos que te ayudan a confiar en el universo y te guían hacia el logro de tu potencial final. Esto puede incluir pasar tiempo en silencio y quietud, meditar, participar en la práctica espiritual, establecer intenciones diarias o semanales, y dar o recibir trabajo energético.

Ejercicio físico. Aunque los 7 chakras se pueden estimular con yoga, este ejercicio es ideal para activar el último chakra, puesto que es la actividad física que más nos conecta con la trascendencia.

Cualquier tipo de meditación y de oración. También puedes probar sentarte con la espalda recta y concentrar tu atención en el “vacío mental” o “mente en blanco” como mínimo 20 minutos, preferiblemente con ayuda del mantra OM.

Cromoterapia. El violeta une la fuerza del color rojo y el movimiento del color azul. Es un color que se utiliza para desarrollar el poder de la mente (psique) y alertar el espíritu. El séptimo chakra es conocido por ser la puerta de las influencias espirituales más altas que llega a recibir el ser humano. Este color nos ayuda a reducir la tensión muscular, la presión sanguínea y se usa para personas con problemas nerviosos o que padecen de insomnio.  Es un color que se utiliza para desarrollar la expresión creativa, a la vez que promueve la gratitud y poder disfrutar de lo que sentimos.

Aromaterapia. el séptimo chakra es activado especialmente con el aceite de lima. Este aceite esencial es beneficioso para mejorar la percepción de la verdad dentro de cualquier situación. Es decir, que es un gran aceite para clarificar la mente.

El aceite de incienso también se puede utilizar pues desprende un aroma limpio, fresco y terroso, caracterizado por su capacidad para relajar la mente. Se puede aplicar este aceite en la parte superior de su cabeza, idealmente en forma de un masaje del cuero cabelludo. No sólo relaja el cuerpo, sino que revela la insignificancia de las pequeñas molestias, permitiéndote dejarlas ir y agradecer el momento presente. La magnífica fragancia del incienso oxigena la glándula pineal, fomentando un enfoque abierto de la vida. Permite un acceso más fácil a una sabiduría más profunda y aumenta las habilidades analíticas, la clave del pensamiento racional.

La apertura de los chakras es una de las técnicas más básicas en lo que se refiere a la curación energética, y una de las primeras cosas que los terapeutas energéticos evaluarán antes de iniciar un tratamiento energético. Sin embargo, como ya sabes, hay muchas acciones accesibles, asequibles y prácticas que puedes tomar diariamente para estimular y despertar tus centros de energía.

Al realizar estas actividades, moverás la energía estancada y ayudarás a que tu prana fluya libremente, llegando a todas las partes de tu cuerpo. Al añadir el poder del ejercicio físico, de la cromoterapia y de los aceites esenciales, estás magnificando aún más tus prácticas de meditación y visualización, lo que sin duda conducirá a más energía, estabilidad emocional y bienestar general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *